contact us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right.

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Mi tiempo

Vivir el momento: la regla no la excepción

manuelita otero

El otro día viajamos a Miami donde nos encontramos con una amiga que estaba visitando los Estados Unidos. Fuimos a un lugar llamado Wynwood Walls, un área increíble llena de lo que parecían lienzos gigantes llenos de color y vida en las paredes de  varias bodegas. Fue tan revitalizante estar rodeados de tanta creatividad que mi hija y yo no paramos de decir lo felices que estábamos. Me encantó cada minuto de esa visita. Estaba feliz de estar con las personas con quien estaba sin pensar en el cielo gris que amenazaba con lluvia en cualquier momento, ni en la fría brisa que corría, ni en el hecho de que teníamos una larga lista de cosas que queríamos hacer. Nada importaba porque sencillamente estábamos disfrutando del momento, del presente y ya.

Debo confesar que no todos los momento de mi vida son  así.  Mi cabeza usualmente está llena de pensamientos que flotan por todas partes mientras estoy haciendo varias cosas a la vez,  pero ese día estaba completamente concentrada en el momento y, eso, ¡me encantó!. Ahora quiero que esa sea la norma y no la excepción.

¿Alguna vez has ido a vacaciones y cuando empiezas a disfrutarlas y llegas a tu lugar de destino te entristeces al pensar que en unos días ya te tienes que regresar? o, ¿has esperado a que alguien especial te visite, pero no paras de pensar que el tiempo se va a pasar tan rápido y que pronto se irá otra vez? o ¿alguna vez -como a mi mamá y yo lo hacemos a menudo, te sientas a almorzar y comienzas a planear lo que vas a preparar para la comida?

Aprender a vivir en el momento toma práctica pues usualmente nuestra mente está llena.  Nos movemos de un pensamiento a otro sin parar para poder disfrutar del presente.  Aun siendo difícil, no deberíamos desanimarnos porque vale la pena parar y detenerse un momento a apreciar las cosas buenas. No solo porque es una forma maravillosa de vivir, sino también porque vivir el ahora trae grandes beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente. Según un artículo de Harvard Health Publications, vivir en el momento o mindfulness, genera bienestar general y mejora la salud física y mental.  Ayuda a aliviar el estrés, mejorar enfermedades del corazón, reducir la presión arterial,  aliviar dolor continuo, mejorar el sueño y aliviar dificultades gastrointestinales, entre otros beneficios. Adicionalmente, también ayuda con problemas como depresión, abuso de sustancias, desórdenes alimenticios, conflictos de pareja, ansiedad y comportamientos compulsivos.

Un artículo de Psychology Today dice que personas que viven en el momento son: “más felices, demuestran más empatía y son más seguras de sí mismas. Además, tienen más confianza en sí mismas y aceptan sus debilidades. Prestar atención al ahora reduce reacciones impulsivas. Estas personas pueden escuchar comentarios negativos sin sentirse atacadas.”

Estas son suficientes razones para emocionarnos con la idea de vivir en el momento, ¿no te parece?, pero la pregunta es: ¿cómo lograrlo?

Creo que muchos de nosotros tenemos la respuesta dentro de nosotros mismos, pero por alguna razón no encontramos el momento para ponerla en práctica. ¿Qué tal comenzar hoy?, un pequeño cambio en nuestros hábitos puede ayudarnos a disfrutar nuestro ahora muchísimo más.

Aquí hay algunas ideas para comenzar:

  • Come sin distracciones (eso incluye no usar dispositivos electrónicos mientras lo haces).

  • Come despacio, mira la comida que estás a punto de comer y enfócate en el aroma y los sabores.

  • Haz una cosa a la vez.

  • Cuando estés tomando un café con alguien o teniendo una conversación, guarda tu teléfono en un lugar donde no te distraiga.

  • Mira a las personas a los ojos cuando te estén hablando.

  • Toma tiempo cada dia para hacer algo que disfrutes.

  • Enfrenta un problema a la vez.

  • Haz una lista de cosas para hacer e incluye tiempo para hacer algo que te guste mucho.

  • Celebra lo que has logrado en el día en vez de enfocarte en lo que no hiciste.

  • Cuando te sientas agobiada, cierra los ojos y respira profundamente.

  • Si es posible, toma una siesta. Si no duermes, solo cierra tus ojos por unos minutos.

  • Toma tiempo en las mañanas para tomarte un te o un café sin mayores distracciones. Aun si te tienes que levantarte 10 minutos antes. ¡Valdrá la pena!

  • Se consciente de lo que está a tu alrededor y disfrútalo.

  • Cuando des instrucciones, hazlo con calma. Ojalá una cosa a la vez y mirando a la persona que te escucha o lee para asegurarte de que te puede  estar entendiendo.

  • Se flexible, deja que las cosas fluyan.

  • Lee por el solo placer de leer.

  • Se consciente de tus pensamientos. Puedes decidir qué se queda y qué se va.

De todo lo que se trata vivir el momento es de estar completamente concentrado y ocupado en él. Mihaly Csikszentmihalyi lo describe como un flow, una “completa absorción en lo que uno hace”.

Es posible disfrutar plenamente cada momento que vivimos. Sin embargo, recuerda que vivir el momento es un propósito intencional, entonces para muchos de nosotros esto no es algo que fluya naturalmente al principio, pero con práctica y determinación este estilo de vida sí puede llegar a ser una manera de disfrutar nuestras situaciones diarias.

Por Manuelita

 

http://www.helpguide.org/harvard/benefits-of-mindfulness.htm

https://www.psychologytoday.com/articles/200810/the-art-now-six-steps-living-in-the-moment